yo

martes, 3 de diciembre de 2013

¿Estàs "necesitada/o" de amor?

Estar "necesitado" de amor es la mejor manera de atraer malas relaciones....
Si no me amo, siempre estaré buscando a alguien que me complete, que me haga feliz, que haga realidad mis sueños. Estar "necesitado" es la mejor manera de atraer 
malas relaciones. Si esperamos que otra persona nos «arregle» la vida, o que sea nuestra "mejor mitad", disponemos las cosas para el fracaso. Es necesario que seamos realmente felices con nosotros mismos antes de iniciar una relación de pareja. Es necesario que seamos lo suficientemente felices para ni siquiera necesitar una relación para ser feliz.

De igual modo, si tenemos una relación con una persona que no se ama a sí mismo, es imposible que realmente la contentemos.
Nunca vamos a «valer lo suficiente» para una persona insegura, frustrada, celosa, rencorosa o que se odia a sí misma. Con mucha frecuencia hacemos lo imposible por agradar y ser valorados por parejas que no tienen idea de cómo aceptar nuestro amor, porque estas personas no se aman a sí mismas.
La vida es un espejo, siempre atraemos a personas que reflejan características nuestras, o las creencias que tenemos respecto a nosotros mismos y a las relaciones. Lo que los demás piensan de nosotros es su propia perspectiva limitada de la vida. Hemos de aprender que la Vida nos ha amado incondicionalmente. El trabajo más importante lo hacemos en nosotros mismos. Desear que cambie nuestra pareja es una forma sutil de manipulación, un deseo de tener poder sobre ella o él. Muchas veces buscamos a otras personas que nos hagan sentir amados o conectados, cuando lo único que estas personas pueden hacer es reflejar nuestra relación con nosotros mismos.

Louise Hay

miércoles, 2 de octubre de 2013

Reacción

Por mucho que sepamos que somos responsables de nuestra propia felicidad, aferrarse a ella puede ser todo un desafío. Una de las formas en que podemos crear más estabilidad es no permitir que las circunstancias externas afecten nuestro estado mental. No te molestes por las personas o las situaciones. Ambas no tienen poder sin tu reacción.

Verdadera Libertad!

Muchos de nosotros pensamos que la libertad es poder hacer lo que queramos, pero la verdad es que no podemos hacerlo. Existen leyes físicas y espirituales. Quizás queramos volar, pero, en esta dimensión si saltamos de un  edificio, la ley de la gravedad seguramente triunfará por encima de nuestra voluntad.

Tenemos verdadera libertad cuando no nos afectan las circunstancias externas. Es la dichosa liberación que sentimos cuando, sin importar lo que esté ocurriendo a nuestro alrededor, permanecemos inamovibles en nuestro deseo de convertirnos en lo mejor que podemos ser.

La libertad es la experiencia de escoger ser feliz desde el interior, y escoger compartir, sin importar las circunstancias

¿Miedo?

Todos experimentamos miedo, algunos de nosotros más que otros. Algunos tememos a las cosas grandes mientras que otros le temen a cosas más pequeñas, pero el temor en alguna forma u otra es una parte constante en nuestras vidas.

Enseñan que en realidad existe una forma para eliminar completamente el temor de nuestras vidas y comienza con entender por qué sentimos miedo en primer lugar. ¿Cuál es la causa del temor que experimentamos? Nos enseñan algo que es esencialmente muy simple: el miedo, en cualquier nivel que lo sintamos y en cualquier forma que tome, es una indicación de la existencia de una desconexión entre nosotros y el Creador.

Cuando nuestra alma siente esta desconexión de la Luz del Creador,  se manifiesta como miedo, lo que significa que una persona quien, a través de su trabajo y estudio espiritual, obtiene una completa conexión con la Luz del Creador nunca experimenta temor.

Una vez que entendemos esto (que cualquier miedo que experimentamos es simplemente una manifestación de la desconexión de la Luz del Creador) entonces hay dos pasos que debemos seguir para comenzar el proceso de eliminar el miedo de nuestras vidas.

Primero: observar nuestras acciones. Debemos darnos cuenta de que cada vez que actuamos en una forma egoísta, con Deseo de Recibir para Sí Mismos, con ego, entonces esa acción nos desconecta de la Luz del Creador y por ende, en algún punto, el miedo se manifestará en nuestras vidas a partir de esta acción. Puede ser cualquier tipo de temor.

Necesitamos aclarar cada vez más que toda acción egoísta, cada acción de Deseo de Recibir para Sí Mismo, cada acción que hiera a otra persona manifiesta una desconexión de la Luz del Creador y por ende, en algún punto, se manifestará en un sentimiento de temor para esa persona.

La segunda parte del proceso es ver en qué grado nos estamos empujando a nosotros mismos a conectar con la Luz del Creador. Una cosa es limitar las veces en que nos desconectamos de la Luz del Creador, pero es igual de importante observar qué tanto nos estamos motivando a nosotros mismos a conectarnos. Sabemos, por ejemplo, que las acciones de compartir, las acciones de compasión y el uso de algunas herramientas  tienen el simple propósito de despertar una conexión más grande entre el individuo (nuestra alma) y la Luz del Creador.

Si estás experimentando el miedo, esta es la interrogante que debes hacerte: ¿Qué estoy haciendo para empujarme a mí mismo a conectar de manera cada vez más fuerte con la Luz del Creador? Todo temor es un mensaje para cambiar y crecer en nuestra conexión. Si escuchamos el mensaje y cambiamos a partir de él, podemos remover completamente, de manera lenta pero segura, cualquier tipo de miedo que tengamos en nuestras vidas.

Pero de nuevo, sólo si nos volvemos más claros y más enfocados, sólo si limitamos más y más las acciones que nos desconectan de la Luz del Creador e incrementamos más y más las acciones que nos conectan a la Luz, estaremos en el camino para poder eliminar completamente todos los elementos de miedo de nuestras vidas.

Esta es una de las promesas de la Luz.  Si persigues este camino, podrás eliminar completamente cualquier aspecto de miedo de tu vida. Agregaría que para eliminar el miedo hay que dejarnos fluir, aceptar, agradecer, ser proactivos en vez de reactivos y "soltar", "entregarnos".

Michel Berg

30 Segundos

Hoy no pienses en ti por algunos minutos. Por algunos minutos.

De acuerdo? Un minuto. Un minuto. No pienses en ti por un minuto.

Muy bien. Treinta segundos. Ve si puedes pasar 30 segundos sin pensar en ti, en tus preocupaciones, tu pasado, tu futuro. Déjate absorber por las necesidades de otros y ábreles tu corazón. Treinta segundos