yo

miércoles, 2 de octubre de 2013

Reacción

Por mucho que sepamos que somos responsables de nuestra propia felicidad, aferrarse a ella puede ser todo un desafío. Una de las formas en que podemos crear más estabilidad es no permitir que las circunstancias externas afecten nuestro estado mental. No te molestes por las personas o las situaciones. Ambas no tienen poder sin tu reacción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada